Archivo de la etiqueta: Casillas

“Oh capitán, SU capitán”


Definamos que es, y como debe ser, un capitán de un equipo de fútbol. La primera palabra que me viene a la cabeza es LÍDER. La segunda, EXPERIENCIA. A partir de ahí, creo que podemos definir a un capitán como la cabeza visible de TODO un equipo, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Alguien que por carisma y/o antigüedad se ha ganado el reconocimiento de todo un grupo y que, a cambio, tiene la labor de defender a este grupo. De defenderlo por encima de todas las cosas, inclusive por encima de sus propias ideas y opiniones, llegado el momento.

En otras palabras, el deber de un capitán es UNIR al grupo, pulir asperezas, trabajar por la cohesión.

Cuando muchos se preocupan de la unidad de la Roja, Iker Casillas se erige como uno de los principales protagonistas de esta división. Lo último que debe hacer un buen capitán, DIVIDIR al grupo, lo lleva haciendo Iker desde que terminó la maratón de clásicos.

Casualidad o no, estrenar brazalete de capitán en el Madrid y la llegada de Mourinho ha transformado a Casillas. O tal vez ya era así y era Raúl el que paraba los pies al Santo. Como sea, no le ha sentado bien. Si la culpa es de Mourinho o ya estaba latente en Iker, no lo sé. Si sé que antes de ser capitán ya había patinado con retrovisores y modas varias; pero claro, si esto lo hace el niño bonito de la prensa se le ríen las gracias. Si lo hace el separatista de Piqué o Xavi, al paredón con él.

A lo que vamos. La derrota en Champions escoció, y mucho. Aquí la cita de las palabras del gran capitán:

Otra más, como siempre. Pero cualquier cosa que digamos los jugadores del Real Madrid puede ser utilizado en nuestra contra. A nadie le gusta caer eliminado así. Tanta ayuda no se puede recibir de los colegiados. No entiendo a cuento de qué viene esto. No vamos dolidos y con rabia. Los árbitros nos han fusilado. Nos han robado aquí y allí. Nos ha echado de la final.”

Genial por Iker. Gran capitanía la suya. Cero autocrítica, mil excusas. Como la de “acabamos con 10, como siempre”, haciendo suyo el Inter de su querido Mourinho. Victimismo al poder, deportividad cero. Enfrente, 8 compañeros que le ayudaron a ganar Eurocopa y Mundial.

Para terminar de arreglarlo, poco después se descolgaría con un “en la final voy con el fútbol”. Manera cobarde de decir que era uno de los millones de españoles que serían Red Devils por una noche. Pero, cosas del destino, acertó. El fútbol ganó la final, mal que le pesara al buenazo de Iker.

Terminada la temporada, con 5 compañeros, a los que vería las caras en unos días, campeones de Europa, Iker tenía una oportunidad de oro para apaciguar los ánimos. Para cumplir con su deber como Capitán de todos ellos. No fue capaz.

 Si el Real Madrid hubiese estado en la final, también habría superado al Manchester.”

De un plumazo, deja patente que sigue pensando que el Barça no era justo finalista y, a la vez, menosprecia a un equipo que lleva 3 finales en los últimos 4 años. Dos días después, se vería las caras con los usurpadores de tronos. Es SU capitán. 

Etiquetado , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: